miércoles, 24 de noviembre de 2010

BIZCOCHO DE LIMÓN

Otro bizcochito, es el tradicional de yogur o también llamado 1, 2 y 3 por la cantidad de cubiletes de yogur que se utilizan. Yo lo hago habitualmente en casa y nos gusta mucho. La receta de este bizcocho me la dio mi suegra, a mí me gusta variar y cambiar pero en mi casa son muy tradicionales, porque es el que más les gusta.






INGREDIENTES
1 yogur de limón
1 medida del yogur de aceite (no llenarlo del todo)
2 medidas del yogur de azúcar
3 medidas del yogur de harina (yo utilizo harina de repostería)
4 huevos
1 cucharada colmada de levadura Royal
Ralladura de 2 limones verdes (me gusta encontrarme la ralladura)
Mantequilla (para el molde, si es de silicona no poner nada)


Precalentar el horno a 175ºC.

Batir en un bol el azúcar con los huevos, batirlo muy bien (yo lo hago con la batidora). Los bizcochos se ahuecan o quedan más esponjosos más que por la levadura que se les pone, por el tiempo empleado en batirlos.

Añadir el yogur, el aceite y la ralladura de los limones. Por último ir añadiendo la harina poco a poco con la levadura Royal. Unir todo muy bien hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea.
Se unta el molde con mantequilla y se espolvorea con un poco de harina. A continuación se le incorpora la masa preparada y se pone al horno previamente calentado.

Se hornea al bizcocho a 170 - 175ºC, unos 50 minutos, hasta que la masa esté cocida y ligeramente dorada.

Para saber el punto exacto de cocción del bizcocho solo hay que pincharlo con un palillo o un cuchillo fino. Si al sacarlo está limpio, es que el bizcocho ya está listo.












NOTA: No se debe abrir el horno en los primeros quince minutos de cocción porque el bizcocho se bajará.

domingo, 21 de noviembre de 2010

CROQUETAS DE JAMÓN

Hoy subo unas croquetitas ricas, ricas. La verdad que en mi casa siempre les ha gustado muuuuuucho las croquetas que hago con carne y jamón del cocido, una receta que hacia mi madre, para chuparse los dedos, que la pondré dentro de unos días.

Hoy me decidí por unas croquetas del libro Imprescindible de la thermomix. Son las primeras que hago con la thermo. Tengo que reconocer que te simplifica muchísimo el trabajo porque solo tienes que estar pendiente que la máquina pite para tener las croquetas listas.

Lo que me ha parecido curioso que yo utilizo otra proporción para 1 litro de leche utilizo 100 gr de harina más o menos y en la thermomix utiliza el doble de harina y quedan muy jugositas.







INGREDIENTES
150 gr de jamón serrano
2 huevos duros
50 gr de aceite de oliva virgen extra
100 gr de mantequilla
30 gr de cebolla
240 gr de harina de repostería
800 gr de leche entera a temperatura ambiente
1 pellizco de nuez moscada molida
Pimienta
Sal (con precaución porque las croquetas son de jamón)

Para rebozar:
Harina
2 huevos
Pan rallado
Aceite de oliva (para freír)


Método Thermomix
Picar el jamón serrano. Colocar el selector de velocidad en posición vaso cerrado y dar 5 golpes de turbo. Girar el selector de velocidad a la posición vaso abierto, retirar el jamón del vaso y reservar.

Trocear los huevos programando 2 segundos, velocidad 4. Retirar del vaso y reservar por separado.

Verter en el vaso el aceite, la mantequilla y la cebolla. Programar 3 minutos, temperatura varoma, velocidad 4.

Añadir la harina y programar 3 minutos, 100º, velocidad 2.

Incorporar la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Mezclar programando 10 segundos, velocidad 6.

Agregar dos cucharadas del jamón reservado y programar 7 minutos, temperatura varoma, velocidad 4.

Dejar reposar unos minutos. Añadir el resto del jamón y los huevos picados y mezclar bien con la espátula.

Verter la bechamel en una manga pastelera (colocada en el cestillo) o en una bandeja humedecida previamente (para que no se pegue la masa) y dejarla enfriar. Reservar en el frigorífico un mínimo de 8 horas.

Una vez fría, formar las croquetas, envolverlas en harina, a continuación pasarlas por huevo batido y por último por pan rallado.





Freírlas en abundante aceite caliente.











Método tradicional
Picar por separado el jamón serrano y los huevos cocidos y reservar.

Picar la cebollita y colocarla en una sartén antiadherente con el aceite y la mantequilla. Sofreírla hasta que esté transparente.

Añadir la harina, rehogarla en la sartén para tostarla un poco, así conseguiremos que las croquetas no sepan a harina. Quedará una masa grumosa. Incorporar el jamón y los huevos.

Añadir poco a poco la leche e ir removiendo continuamente para que la harina se mezcle con la leche y vaya espesando. Ir dando vueltas a fuego medio-lento hasta que la masa se despegue de las paredes. Si sacas la masa antes que se despegue de las paredes de la sartén, te quedarán blandas. Incorporar la pimienta, la sal con precaución y la nuez moscada.

Dejar enfriar la masa en la nevera. Una vez fría meter la masa en una manga pastelera o formar las croquetas ayudándonos de las manos. Rebozarlas en harina, huevo batido y por último en pan rallado. Freírlas en abundante aceite caliente.

viernes, 12 de noviembre de 2010

QUESILLO

Hoy traigo un postre típico canario, el quesillo. Yo lo conocí cuando vine a vivir aquí, al principio pensé que entre sus ingredientes estaría el queso, pues curiosamente no lo lleva.....

Para mi gusto el quesillo y el flan son primos hermanos, llevan casi los mismos ingredientes, la diferencia fundamental estriba en el número de huevos que se utiliza en cada caso. A mí me gusta muuuuuuuucho más la consistencia del quesillo, queda más compacto. Si no lo habéis probado hacerlo, está buenísimo!!!!.









INGREDIENTES
5 huevos
1 lata de leche condensada pequeña (370 gr)
1 medida (de la lata de leche condensada) de leche entera
Ralladura de un limón
1 vasito de ron (opcional)
Azúcar para el caramelo o caramelo líquido tipo Royal

Para el quesillo utilizo un molde de horno de metal con tapa. Preparar el caramelo líquido o usar directamente el caramelo líquido tipo Royal. Distribuirlo bien por el fondo del molde.

Batir los huevos enteros. Añadir la leche condensada, batir de nuevo. Incorporar la medida de la lata de leche normal y volver a batir, (cuanto más batamos, el quesillo saldrá con más agujeritos). Agregar la ralladura de limón y el licor si queremos. (Yo nunca le pongo pero lo he probado en algunos restaurantes). Mezclar todo.

Vaciar toda la mezcla en el molde caramelizado. Cerramos la flanera si tiene tapa si no le ponemos papel de aluminio para que no entre agua.

Olla express rápida: Poner algo de agua en la olla, 20 minutos, válvula rápida, descompresión lenta.

Horno: Precalentar el horno a 175ºC-180ºC. Cocer en el horno, al baño María, durante 50-60 minutos (según horno, hasta que esté durito). Pinchar con una brocheta para comprobar que está hecho.

Destapar, dejar templar y desmoldar en frio, dando la vuelta al molde, el caramelo tiene que quedar arriba. Meter en la nevera, servir fresquito. Podemos acompañarlo con nata.















NOTA: Como siempre estoy liada y con poco tiempo me he acostumbrado a hacer el quesillo en la olla express y queda muy bueno. Yo no noto la diferencia con el horno. Aquí os dejo las dos versiones, el redondo hecho en olla express, el alargado en el horno.

Como con todas las recetas típicas caseras, hay múltiples variaciones, tengo compañeras de trabajo que también añaden alguna galleta o un par de magdalenas, otras montan algo las claras sin llegar al punto de nieve.....


NOTA: Voy a poner unas fotos de los moldes que utilizo para hacer los flanes en la ollla express. Las fotos son bajadas de internet. Concretamente el mio es el segundo, tipo tartera.



domingo, 7 de noviembre de 2010

BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y NARANJA

Bizcocho con una pinta estupenda de mi hermana. La receta está copiada de la página web: Ver y Cocinar, son recetas en vídeo. Es el típico bizcocho de yogurt, mejorado por llevar una naranja troceada en la mezcla y diferente por el sabor y por los trocitos de chocolate. Bueniiisimo.







INGREDIENTES
250 gr de azúcar
250 gr de harina
200 gr de chocolate en trocitos (una tableta)
100 ml de aceite
3 huevos
1 yogurt natural
1 naranja (pelada, en trocitos)
1 sobre de levadura
Una pizca de sal
Harina y mantequilla para el molde



Trocear el chocolate y reservar.

Batir bien los huevos, el azúcar y la naranja en trocitos, con la batidora durante unos tres minutos para que quede bien esponjoso.

Añadir el yogurt natural y el aceite, seguir batiendo bien.

Agregar la harina, la levadura tamizadas y una pizca de sal. Batir todo muy bien, para que no haya grumos y quede una crema homogénea.

Engrasar y enharinar el molde. Verter toda la mezcla batida y poner por encima en trocitos el chocolate (algunos trocitos se irán para abajo, otros permanecerán arriba).





Meter a horno precalentado, unos 30 minutos, a 180º, (mi hermana lo tuvo un poco más de tiempo). Comprobar si está cuajado. Se recomienda no abrir el horno hasta que no hayan pasado 20 minutos de cocción para que la masa suba bien.

















NOTA: Una vez terminado lo podemos presentar acompañando cada trozo con unas rodajas de naranja.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

LUBINA A LA ESPALDA

Una recetita de pescado no todo va a ser dulces, aunque reconozco que me encanta la repostería y disfruto mucho más cocinando tartitas. Una compañera me pidió que no pusiera más postres porque está a régimen. Voy a hacerla caso en esta entrada pero la próxima no sé, no sé.....






INGREDIENTES
Una lubina
7 u 8 dientes de ajos
Una guindilla
2 patatas hervidas al vapor
Aceite de oliva
Vino blanco
Perejil o cilantro picado
Sal


En primer lugar, hay que decirle al pescadero que nos prepare una lubina para cocinarla a la espalda. La abrirá al medio, dejando la espina en un lado y la cabeza partida a la mitad. Yo la prefiero preparada sin espina ni cabeza. Se lava bien.

Le echamos un poquito de sal y colocamos la lubina con una gotita de aceite a la plancha o en una sartén antiadherente, siempre con la piel hacia arriba. Damos la vuelta. Lo dejamos muy brevemente en el fuego, se hace rápido.

Entretanto, sofreímos en aceite (2 cucharadas soperas), 7 u 8 dientes de ajo fileteados en láminas y 1 guindilla cortada en trozos o entera. Cuando los ajos estén tomando color dorado, añadimos un chorrito de vino blanco y perejil o cilantro picado. Mezclamos para emulsionar a fuego bajo un par de minutos. Volcamos sobre el pescado.

Finalmente acompañamos la lubina con las patatas al vapor y con rodajas de limón (opcional).









NOTA: La guindilla podemos presentarla aparte y no sofreirla con los ajos, cuestión de gustos.