viernes, 29 de abril de 2011

CREMA DE ESPÁRRAGOS

Una cremita super deliciosa con un toque de nuez moscada que me ha encantado. La preparé con la thermomix pero se puede hacer sin ella sin ninguna dificultad. Es ideal para una cena tomarla tibita.







INGREDIENTES (8 personas)
1 lata de espárragos blancos con su líquido (800 gr)
800 gr leche
40 gr de maicena
80 gr de mantequilla
1 cucharadita de sal
1 pellizco de pimienta
1 pellizco de nuez moscada


Método Thermomix
Ponga todos los ingredientes en el vaso y programe 20 minutos, temperatura 90º, velocidad 5.

Cuele con ayuda del cestillo y sirva.


Método Tradicional
Esta crema la hice con la thermomix pero si no la tuviera la haría de esta manera:

Reservar un vaso de leche y disolver la maicena en él.

Colocar el resto de los ingredientes menos la maicena en un caldero. Dejar a fuego moderado unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando.

Pasado este tiempo añadir poco a poco el vaso de leche que tenemos reservada con la maicena y dejar cocer 5 minutos más, revolviendo constantemente para que no se nos pegue.

Triturar y pasar por el chino para que no queden hilos. Rectificar el sazonamiento.









NOTA: La receta está copiada del libro Imprescindible de la Thermomix.

lunes, 25 de abril de 2011

CREMA DE LIMÓN

Subo una receta muy rica de limón. Como todos los años cuando llega el día de San Jorge tengo que hacer algún postre de limón para mi hijo. Este año tenía muy poco tiempo porque he estado trabajando y no podía entretenerme con nada laborioso. Encontré esta receta en el blog Pasen y degusten y me ha encantado. Es super cremosa, yo pensé que llevando una lata entera de leche condensada me iba a queda muy dulce pero la verdad que quedó en su punto. Tengo que reconocer que los limones que utilicé eran de piel verde y son más fuertes. Yo aconsejo probar la mezcla y añadir algún limón más si vemos que queda muy dulce.







INGREDIENTES
Zumo de 4 limones (yo utilicé 5 de los de piel verde)
Una lata pequeña de leche condensada (370 gr)
Una lata de leche evaporada



Método Tradicional
Colocar en la nevera el día anterior la lata de leche condensada y la de leche evaporada

Exprimir el zumo de los limones y mezclarlo en un bol grande junto con los demás ingredientes.

Batir enérgicamente con la batidora.

Repartir en cuencos, vasos, copas..... individuales.

Dejar reposar un rato en el frigorífico. Adornar si se quiere con fideos de chocolate, ralladura de limón........


Método Thermomix
Colocar en la nevera el día anterior la lata de leche condensada y la de leche evaporada.

Exprimir el zumo de los limones y ponerlo en el vaso de la thermomix, junto con el resto de los ingredientes.

Batir durante 15 segundos, subiendo la velocidad progresivamente hasta llegar a la 10.

Repartir en cuencos, copas, vasos.... individuales.

Dejar enfriar en la nevera. Adornar si se quiere con fideos de chocolate, ralladura de limón....
















NOTAS: Coloqué el día anterior en la nevera las dos clases de leche porque he leído (no recuerdo dónde) que la leche evaporada monta mejor si está fría.
Como todos los ingredientes los tenía en el frigorífico se pudo comer directamente sin pasar por la nevera para enfriarse.

viernes, 22 de abril de 2011

CURSO DE CUPCAKES

Ahora me ha dado por los cupcakes, los probé hace unos meses y me encantaron y no he parado hasta hacer un curso y ver la técnica de la masa, los rellenos, los frosting..... un mundo infinitamente dulce.

El curso nos lo impartió Dignorais, yo ya la conocía porque también hice con ella un curso de glasa. Si queréis información entrad en Dignorais´Cakes En su página podéis ver todos los cursos que se imparten y su tienda de artículos estupendos de repostería. Se puede hacer el pedido igualmente online.

Estos son mis trabajos. Decoramos seis cupcakes, dos con buttercream y cuatro con fondant, haciendo varias técnicas. Una mañana muy dulce bien aprovechada.






























viernes, 15 de abril de 2011

MACARRONES EXPRESS

Hace muy poquito, creo que el mes pasado puse otra entrada de macarrones con la thermomix. Era la primera vez que hacia pasta con la thermo y me encantó la rapidez y sencillez..... sobre todo poner todos los ingredientes en crudo a la vez. Así que encontré esta receta en el blog de Cane y la hice rápidamente. No me decepcionó!!!!!!. En 12 minutos tenía mis macarrones y solucionado el almuerzo en mi casa.







INGREDIENTES (3 personas)
250 gr macarrones
450 ml agua (caliente, del grifo)
250 gr tomate frito o una lata de fritada
20 gr aceite de oliva
1 cucharadita de sal
Una cucharada de orégano u otra hierba
2 latas de atún en aceite escurrido o una grande
Una cucharadita de pimentón dulce (opcional)
Una pizca de ajo molido (opcional)
Queso rallado (opcional)


Método thermomix
Colocar todos los ingredientes en el vaso de la thermomix y programar 12 minutos, temperatura 100ºC, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Cuando se pare añadimos el atún. Mezclar.

Si te gustan los macarrones algo pasados, cuando ha terminado el tiempo y después de añadir el atún poner un minuto más a la misma velocidad y temperatura. Yo lo hice así.

Podemos gratinar en el horno con un poco de queso rallado por encima.



Método tradicional
Cocer los macarrones en agua con sal siguiendo el tiempo de cocción del fabricante. Escurrir y reservar.

En una sartén colocar la fritada o el tomate frito con un poquito de aceite y las especias elegidas. Calentar. Incorporar el atún escurrido. Cuando esté todo bien mezclado, añadir los macarrones guisados y mezclar todo muy bien en el fuego.





Podemos gratinar en el horno con un poco de queso rallado por encima.









NOTA: Cane utiliza tomate frito de la marca Hida, particularmente lo descubrí con los macarrones mejicanos y me encantó. Esta vez decidí cambiar y puse una latita de fritada del mercadona. La fritada lleva tomate, pimiento y cebolla y la verdad quedó muy rico.


domingo, 10 de abril de 2011

LECHE FRITA II

Receta clásica de estas fechas que se avecinan. Mi hermana se basó en la receta del cocinero Sergio Fernández del programa de televisión “ La mañana de la 1”. Le pareció muy interesante, no se tarda nada en elaborar la masa y queda consistente cuando al día siguiente hay que freirla.





INGREDIENTES
1 litro de leche
100 gr de azúcar
100 gr de Maizena
Cáscara de limón o de naranja para aromatizar la leche
Canela en rama
Harina y huevo para rebozar
Azúcar y canela molida


Mezclar en un bol los 100 gr de azúcar y los 100 gr de Maizena.

Aromatizar la leche, es decir, dar un hervor con la canela en rama y la corteza del cítrico. Quitamos la canela y la corteza.

Esta leche aromatizada y caliente se va echando poco a poco en el bol donde está la Maizena y el azúcar, a medida que se va incorporando la leche se sigue y sigue removiendo bien con las varillas para que no salgan grumos.

Cuando está bien unida la mezcla, se vierte en un recipiente y se pone a calentar removiendo bien siempre, para que espese y no se pegue. Cuando notemos que hierve (hace chup,chup, je,je....), retiramos del fuego.

Se vuelca en un recipiente, mejor de cristal, y cuando esté tibio ponemos al frigo.

Al día siguiente, ya bien frio queda muy consistente y partimos en cuadraditos, enharinar, pasar por huevo batido y freir. Poner en papel absorbente, y por último pasar por azúcar y canela.











NOTAS: Quizás te interese otras recetas de este blog de leche frita:
LECHE FRITA (receta de mi madre)
LECHE FRITA EXPRESS
LECHE FRITA III (receta con thermomix)

martes, 5 de abril de 2011

BIZCOCHO DE LIMONCELLO

Un rico bizcochito con sabor a limón. Esta vez lo copié del blog Cocinando con Isita. Ella lo hace con la thermomix y con la olla programable GH C, pero por supuesto se puede hacer de forma tradicional.

Es la primera vez que utilizo la esencia de limón y por lo menos en los bizcochos deja un sabor muy rico a este sabor y un olor impresionante en toda la casa. Tengo que reconocer que estaba muy rico y esponjoso. También le puse la cobertura y como me gusta mucho la canela, supongo que me pasé poniendo, porque el bizcocho parece que se me ha quemado pero no es así. Se oscurece con la canela.






INGREDIENTES
3 huevos
1 brick de nata líquida pequeño o 1 yogur de limón
200 gr de azúcar
240 gr harina de trigo de repostería (3 medidas del yogur de harina)
100 gr de aceite girasol
1 sobre de levadura
2 cucharaditas de esencia de limón (en mi caso marca Vahiné) o ralladura de limón
60 ml licor limoncello
Cobertura
40 gr de mantequilla
Azúcar y canela en polvo mezclada


Método Thermomix
Poner la mariposa en el vaso de la thermomix, añadir los huevos y el azúcar. Programar 5 minutos, 37º temperatura, velocidad 3. Cuando finalice el tiempo añadir el aceite y batir unos segundos a la misma velocidad.

Agregar la nata o el yogur y la esencia de limón y batir unos segundos a velocidad 3. Quitar la mariposa. Añadir la harina tamizada y la levadura. Batir a velocidad 4 unos segundos. Por último incorporar el licor y batir a la misma velocidad.

Precalentar el horno a 175ºC.

Volcar el preparado en un molde enmantequillado y espolvoreado de harina, prescindir de este paso si tenemos moldes de silicona. Cocer en el horno a 175ºC, 40 - 45 minutos). Enfriar en una rejilla.

Antes que se enfríe del todo, cuando esté templadito, bañarlo con la mantequilla (previamente derretida en el microondas) y espolvorear con la mezcla de azúcar y canela.



















Método tradicional
Separar las yemas de las claras y batir estas últimas a punto de nieve. Reservar.

En un bol batir las yemas con el azúcar hasta que se vuelvan esponjosas. Añadir la nata líquida o el yogur. Unirlo todo bien. Incorporar la harina y la levadura. Lo último, añadir el aceite y el licor. Se sigue batiendo para integrar todos los ingredientes.

Con una espátula, incorporar delicadamente y poco a poco las claras a punto de nieve a la masa.

Precalentar el horno a 175ºC.

Volcar el preparado en un molde enmantequillado y espolvoreado de harina, prescindir de este paso si tenemos moldes de silicona. Cocer en el horno a 175ºC, 40 - 45 minutos). Enfriar en una rejilla.

Antes que se enfríe del todo, cuando esté templadito, bañarlo con la mantequilla (previamente derretida en el microondas) y espolvorear con la mezcla de azúcar y canela.

viernes, 1 de abril de 2011

RISOTTO DE SETAS

Me ha encantado este plato. Sinceramente el arroz me gusta pero cremoso es mi perdición. Me encanta cuando queda jugosito y este en concreto no me ha defraudado. Lo he copiado de una página maravillosa que se llama Javi Recetas. He cambiado poco de sus explicaciones porque son tan estupendas y lo explica tan bien que poco hay que comentar o añadir.

El risotto es una comida tradicional italiana, la diferencia con los otros arroces es la preparación. Debemos añadir el caldo al arroz poco a poco, de manera que siempre esté jugoso. Al final de la cocción queda una consistencia cremosa. Nunca debe faltar el queso rallado, se puede añadir al final de la cocción o servido en bol aparte. El arroz utilizado en estos casos es el de grano corto, el ideal es el arroz arborio o el bomba.





INGREDIENTES (para 2 personas), en rojo para 4 pers
180 gramos de arroz arborio o arroz bomba (dos cazos llenos), (300gr)
600-700 ml de caldo de verduras (1200-1300 ml)
150 gramos de champiñones, (300 gr, una bandeja
150 gramos de setas portobello, (300 gr, una bandeja setas)
100 gramos de cebolleta (o cebolla), (200 gr)
75 gramos de mantequilla sin sal, (100 + 50 gr)
50 gramos de queso parmesano, (100 gr)
100 ml de vino blanco, (200 ml)
2 dientes de ajo, (4 dientes)
7 cucharadas de aceite de oliva, (8 + 4 cucharadas)
Pimienta negra
Sal

Lo primero preparar el caldo de verduras. Si tienes tiempo lo mejor es hacer un caldo casero. Si no tienes tiempo o te da pereza prepara el caldo con una pastilla de caldo concentrado o cómpralo envasado, pero hasta que no tengas el caldo listo no empieces con la receta. (Yo lo compré ya preparado).

Limpiar y preparar las setas. Quítales la tierra y córtalas en rodajas finas.

Coger cuatro dientes de ajo, pelarlos y picarlos bien finos. Colocarlos en una sartén con 8 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-bajo. Cuando toda la cocina huela a ajo (ojo, que no se queme) añadir los champiñones y las setas portobello, una cuchara pequeña de sal y unas vueltas de molinillo de pimienta negra. Dejar a fuego medio hasta que las setas pierdan todo el agua y estén bien hechas (probarlas de vez en cuando). Cuando estén en su punto apartar del fuego la sartén y reservar las setas.

Si el caldo no está bien caliente ponerlo a calentar en un cazo grande mientras preparamos el arroz. Probarlo de sal y si en necesario añadir una pizca, hasta que esté sabroso. En mi caso como el caldo era comprado lo voy calentado poco a poco en el microondas. Pelar la cebolleta (o la cebolla) y cortarla en trozos pequeños (solo necesitamos 200 gramos).

Coger una cacerola (de unos 25 cm de diámetro será suficiente) y añadir 100 gramos de mantequilla y 4 cucharadas de aceite de oliva. Cuando esté caliente incorporar la cebolla y una pizca de sal (solo una pizca) y dejar que se poche (se ponga tierna y traslucida) durante 15-20 minutos. Añadir el arroz a la cacerola y con una cuchara removerlo durante 2 minutos. Después añadir 200 ml de vino blanco caliente (podemos calentarlo en el micro) y dejar que se evapore casi en su totalidad.

Incorporar las setas que teníamos reservadas. Añadir medio litro de caldo (2 vasos) muy caliente y dejar a fuego medio hasta que se evapore casi todo el caldo. Ir añadiendo un vaso de caldo caliente cada vez que el arroz se quede sin líquido (tendrás que añadir por lo menos 6 ó 7 vasos en total). Pasados 18 minutos desde que añades el primer vaso de caldo prueba el arroz (si es arborio tardará un buen rato más en hacerse: 20 – 25 minutos) para ver como está. Si es necesario añade otro vaso de caldo y así hasta que el arroz esté en su punto. Debe quedar muy cremoso.

Cuando el arroz esté en su punto añadir el queso parmesano rallado y los 50 gramos que quedan de mantequilla. Remover bien y listo.












Las notas son también de su página, son tan interesantes que también las incluyo.
NOTAS: El arroz arborio es un tipo de arroz de grano grueso que absorbe mucho líquido (por su alto contenido en almidón) y soporta bien la temperatura, por lo tanto es ideal para preparar un risotto (de hecho es el arroz que se usa en Italia para hacer risottos). Pero si no lo encuentras puedes usar un arroz bomba (típico de valencia) que también te dará un buen resultado. Como último recurso puedes usar un arroz de grano redondo (el normal de toda la vida) pero nunca uses arroz de grano largo ni ninguna variedad exótica (basmati, jazmín o thailandes).





Si te fijas para preparar el risotto hemos mezclado mantequilla con aceite de oliva y hacemos esto para que la mantequilla aguante mejor la temperatura mientras hacemos la cebolla. Si prefieres puedes añadir solo aceite de oliva o solo mantequilla, pero en este último caso tendrás que vigilar la temperatura para no quemar la mantequilla.


En principio con una proporción de tres cazos de caldo por cada cazo de arroz tendríamos más que suficiente para preparar el risotto, pero todo depende de lo fuerte que tengamos el fuego, puede que se evapore demasiado rápido el caldo y el arroz necesite más caldo para terminar la cocción. Mi consejo es que tengas siempre algo más de caldo del necesario. En principio con las cantidades de la receta te debe sobrar algo de caldo y si ves que te empieza a faltar baja el fuego. Si te ves fuera de juego calienta agua y añádela como último recurso (que no te quede el arroz duro).