domingo, 29 de abril de 2012

SALCHICHÓN DE CHOCOLATE

Estaba hablando con una bloguera a través del correo electrónico y me comentaba que no sabía que iba a hacer con sus niños que no tienen que ir al colegio hasta el jueves porque hacen puente y está haciendo un tiempo fatal y los va a tener pegados a sus faldas porque no pueden salir a la calle. Le propuse que hiciera galletas y me vino a la mente este salchichón de chocolate que todavía no había subido al blog. Es ideal para hacer con niños porque no lleva horno, así los tendremos entretenidos. Mila aquí tienes otra opción.....

Este postre es típico en varios países conociéndose con diferentes nombres, en Italia le llaman Salami de chocolate y en Rumania. En algunos blogs he visto que le ponen huevos.... yo he optado por esta fantástica versión que no los lleva. Tengo que reconocer que la receta original lleva almendras, como yo no tenía en casa, las cambié por avellanas y junto con el licor de avellanas y el chocolate, reconozco que tiene un sabor a los bombones ferrero.

Salen dos buenos salchichones y todo el mundo que lo probó le encantó...... Yo creo que es ideal para repartir en fiestas de cumpleaños infantiles.








INGREDIENTES
200 gr de chocolate Nestlé postre
200 gr de galletas María
100 gr de almendras crudas o tostadas (u otro fruto seco como avellanas)
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de nata líquida
50 ml de licor: ron, amaretto.... (opcional)
Azúcar glass (envolver el salchichón)



Método Tradicional
Trocear las galletas con las manos en trozos grandes.






Partir las almendras o avellanas (también las dejamos en trozos grandes, no importa si alguna está entera, podemos ayudarnos de una picadora).

Calentar la nata y antes que empiece a hervir, se aparta del fuego. Añadir el chocolate y la mantequilla. Se fundirá con el calor de la nata y batir hasta que quede homogéneo. (Siempre suelo hacer este paso en el microondas, poniendo intervalos de 30 en 30 segundos y vigilando el chocolate para que no se queme).

Unir en un bol las galletas con el fruto elegido (utilicé avellanas). Mezclar. Añadir la mezcla de nata, chocolate, mantequilla y el licor elegido. En mi caso opté por Fray Angélico porque puse avellanas.

Mezclar todo muy bien ayudándonos de una espátula.

Ya solo queda dividir la mezcla en dos partes, que está blanda. Cada una se envuelve en film de cocina o en una bolsa de congelación. (Si utilizamos papel film poner doble capa para evitar roturas y poder manejarlo mejor. Si optamos por la bolsa de congelación, meter la masa en ella y apretar bien en el fondo). Se le da forma de rulo y se envuelve cada uno en papel de aluminio. Tiene que quedar bien apretado cada rollito.











Guardar en el frigorífico hasta que se ponga duro, mínimo 3 horas (yo lo dejé de un día para otro). Si tenemos mucha prisa 1/2 hora en el congelador.

Cuando el rulo esté bien duro, rebozarlo en azúcar glass, conseguiremos que se parezca más a un salchichón.
Cortarlo en rodajitas finitas y servir.












Método Thermomix
Poner las almendras en el vaso y trocearlas 10 segundos en velocidad 5. Sacar y reservar.

Sin lavar el vaso, echar las galletas troceadas con las manos y luego programar 5 segundos, velocidad 3 ½. Sacar y reservar.

Poner la nata 3 minutos, 100º y velocidad 2 ½. Añadir el chocolate y la mantequilla y programar 2 minutos, 40º, velocidad 3.

Incorporar el licor, las almendras y las galletas que habíamos reservado y programar 1 minuto, velocidad 1 ½. Comprobar que se ha mezclado todo perfectamente. Terminar de envolver con la espátula.

Ya solo queda dividir la mezcla en dos partes, que está blanda. Cada una se envuelve en film de cocina o en una bolsa de congelación. (Si utilizamos papel film poner doble capa para evitar roturas y poder manejarlo mejor. Si optamos por la bolsa de congelación, meter la masa en ella y apretar bien en el fondo). Se le da forma de rulo y se envuelve cada uno en papel de aluminio. Tiene que quedar bien apretado cada rollito.

Guardar en el frigorífico hasta que se ponga duro, mínimo 3 horas (yo lo dejé de un día para otro). Si tenemos mucha prisa 1/2 hora en el congelador.

Cuando el rulo esté bien duro, rebozarlo en azúcar glass, conseguiremos que se parezca más a un salchichón.
Cortarlo en rodajitas finitas y servir.


NOTAS: Al cortar las rodajitas hacerlo en diagonal, queda más bonito, parece todavía más un salchichón.
Podemos hacer infinidad de variaciones: cambiar parte de las galletas por bizcochos, utilizar otro tipo de galletas como puede ser digestive. Variar los frutos secos, utilizando nueces, avellanas, pasas..... Se puede espolvorear con chocolate en polvo en vez de azúcar glass.

El licor le da muy buen gusto, si lo van a comer niños pequeños prescindir de él. La nata le da más cremosidad y se puede partir más fácilmente.


CONSEJO: Para poder cortarlo mejor meter el cuchillo en agua templada.


FUENTE DE INSPIRACIÓN: Las recetas de mamá
FUENTE DE INSPIRACIÓN Tx: Canecositas

domingo, 22 de abril de 2012

OSSOBUCO EN SALSA

El otro día salí a comer con una compañera de trabajo y pedimos de segundo plato un ossobuco en salsa. Estaba buenísimo y me acordé que tengo una entrada sin subir con el mismo tipo de carne.... ¡¡¡¡Cabecita loca!!!!...

Me encanta este tipo de carne, queda super tierna y jugosa, lo más engorroso que si no se ata cada pieza con hilo, al guisarse se desprende del hueso y pierde su forma característica. Otro pequeño problema es el tiempo que tarda esta carne en guisarse, una hora y media, por supuesto si tenemos olla express (como es mi caso), acortamos el tiempo considerablemente.

Llamamos ossobuco a un tipo de corte de despiece de la carne. En algunos lugares se le llama zancarrón o morcillo. Si pedimos al carnicero morcillo nos dará la pieza más baja de la pierna. Si pedimos ossobuco nos cortará la pieza transversalmente y nos presentará la carne de morcillo con el hueso.

Es una carne dura y necesita una cocción larga. Cuando está guisado se convierte en una carne gelatinosa y tierna, muy rica para caldos, cocido y estofados. En definitiva se deshace en la boca.






INGREDIENTES
3 ossobucos grandes de ternera
1 cebolla y media
1 puerro
2 tomates maduritos pequeños
2 zanahorias pequeñas
2 dientes de ajo
1/2 vaso de vino blanco de jerez
1/2 vaso de agua o caldo de carne
Aceite
Sal
Pimienta
Harina (para rebozar)
Patatas (para la guarnición)


Salpimentar los ossobucos y pasarlos por harina, (sacudir el exceso de harina) y dorarlos en una cazuela con aceite. Sacar y reservar.

Agrega en la misma cazuela la cebolla cortada en trozos y el puerro picadito. Rehoga y vierte el ajo picado, las zanahorias en rodajas y los tomates pelados y cortados en trozos. Rehogar todo y echar el vino. Mover y agregar los trozos de ossobuco que tenemos reservados.

Añadir agua hasta cubrir la carne. Echa un poco de sal y deja que hierva a fuego suave hasta que la carne esté blandita, sobre 1 hora y 20 minutos. Si lo haces en la olla rápida con 35 minutos estará lista, (descompresión lenta).

Una vez cocido el ossobuco, sacar los trozos con mucho cuidado y triturar con la batidora las verduritas. Para acompañar pelar unas patatas, córtalas en taquitos cuadrados y fríelas.

Sirve los ossobucos acompañados de la salsa de las verduras y los cuadraditos de patata.










NOTAS: Como yo hago este tipo de carne en la olla express se necesita menos tiempo y menos líquido para cocerse. Si lo hiciéramos en una olla tradicional pondríamos 1 vaso de vino y 2 vasos de agua o caldo de carne.


IMPORTANTE: Al sacar el ossobuco se deshace de lo tierna que está y se separa del hueso central. Atar hilo de cocina alrededor del borde de la carne antes de enharinarlos para que mantengan su forma.


FUENTE DE INSPIRACIÓN: La cocina casera de Irene.

sábado, 14 de abril de 2012

PUDIN DE FRESAS


Pues sí, habéis leído bien, Pudin de fresas. Os puedo asegurar, palabrita de niña buena, que el pudin queda de color rosa, no sé si será que las hice con flash, porque era de noche o la luz de mi cocina cambia el color…. ¡¡¡Qué rabia!!!. No iba a guardar el postre hasta el día siguiente solo para hacer unas fotos.... ¡¡¡Me matan en casa!!!!.

El postre puedo prometer y prometo que queda de color rosa, no malva. Como estoy segura que lo volveré a repetir porque no tiene ninguna ciencia, está riquísimo porque sabe mucho a fresa y encima queda precioso en el plato, cambiaré las fotos.







INGREDIENTES
1 l de leche
1 lata de leche condensada (395g)
300g de fresas
1 caja de gelatina de fresa (dos sobres)


Ponemos la leche a calentar con la gelatina para que esta se disuelva. No debe hervir.

Colocamos en una batidora de vaso la leche condensada con la fresas y batimos.

Cuando la gelatina se haya disuelto apartamos la leche del fuego y le añadimos las fresas trituradas. Volcamos la preparación en el molde escogido y lo dejamos en la nevera de un día para otro.

Para desmoldar introducimos el molde unos instantes en agua caliente y le damos la vuelta. Decorar al gusto.













Mi decoración es bien facilita. Calentar chocolate en el microondas hasta que esté disuelto, mojar la mitad de la fresa en él y esperar que se solidifique. ¡¡¡¡Están buenísimas!!!!!!





Fuente de inspiración: Kanela y limón

jueves, 5 de abril de 2012

RISOTTO A LOS CUATRO QUESOS

Me habían comentado que el arroz queda muy rico en la thermomix y por supuesto tenía que probar si era verdad. Me decanté por este risotto a los cuatro quesos del blog Thermorecetas. Tengo que reconocer que lo deja en su punto y queda muy cremoso.






INGREDIENTES
80 gr de cebolla troceada
1 diente de ajo
60 gr de mantequilla troceada
260 gr de arroz,(usé arroz bomba)
1 sobre de azafrán molido (0,40 gr)
50 gr de vino blanco
700 gr de agua hirviendo o caldo de verduras hirviendo (utilicé caldo de verduras)
70 gr de nata líquida para cocinar
50 gr de queso parmesano rallado
50 gr de queso emmental rallado
60 gr de queso roquefort o azul blanco troceado
60 gr de queso de cabra troceado
Perejil picado para decorar


IMPORTANTE ANTES DE EMPEZAR LA RECETA
1. Echar el agua o el caldo de verduras hirviendo. Podemos poner a calentar el agua antes de comenzar la receta, así cuando tengamos que incorporar el caldo o el agua tendrá la temperatura adecuada. Yo caliento el caldo en el microondas antes de añadirlo a la thermomix o a la olla.

2. Hay que pesar los quesos al principio, ya que se añaden con la thermomix en marcha y hay que tenerlos preparados. Si terminado el tiempo no se han mezclado todos, lo hacemos con la espátula mediante movimientos muy suaves y con el calor se deshacen en un momento.


Método Thermomix
Primero pesar los quesos en el vaso, uno por uno y reservar en un bol.

En el vaso de la thermomix, echar la cebolla y el ajo. Programar 4 segundos, velocidad 5.

Añadir la mantequilla y programar 7 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 1.

Incorporar el arroz y rehogamos durante 2 minutos, temperatura 100ºC, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Agregamos el sobre de azafrán molido, el vino blanco y el agua o el caldo hirviendo. Programamos 14 minutos, temperatura 100ºC, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Dos minutos antes de que se termine el tiempo, echamos la nata y los quesos por el bocal (podemos reservar un poquito para decorar).

Terminado el tiempo dejamos reposar dentro del vaso 2 minutos más.

Servimos inmediatamente y decoramos con perejil picado y el queso rallado reservado (opcional).


Método Tradicional
En una olla echar la cebolla y el ajo finamente troceados. Añadir la mantequilla y sofreír durante unos minutos, a fuego medio.

Incorporar el arroz y rehogar durante 2 minutos.

Agregamos el sobre de azafrán molido, el vino blanco, dejar cocer. Cuando el vino se haya reducido, ir añadiendo poco a poco el caldo o el agua a fuego medio-bajo.

Dos minutos antes de terminar la cocción del arroz, echamos la nata y los quesos (podemos reservar un poquito para decorar). Mezclar todo.

Terminado el tiempo dejamos reposar 2 minutos más.

Servimos inmediatamente y decoramos con perejil picado y el queso rallado reservado (opcional).











NOTAS: En este risotto no poner sal, porque los quesos aportan el punto salado que se necesita.
Hay que servirlo enseguida que se termina la cocción porque cuando se enfría los quesos espesan demasiado la salsa.