domingo, 20 de enero de 2013

PANECILLOS DE CEBOLLA, NOVENO DESAFÍO EN LA COCINA

Día 20 de Enero y como todos los 20 de cada mes toca receta de Desafío en la cocina.....Esta vez la propuesta vino de la mano de Mabel del blog A nadie amarga un dulce, nos propuso que hiciéramos PAN, le daba igual cómo fuera y lo que llevara, la única condición era que no podía ser un pan dulce...

Es la primera vez que hago pan, siempre he tenido muuuuuchas ganas de intentar hacerlo, pero lo iba postponiendo.....ahora con el desafío no he tenido más remedio que lanzarme a ello....y me ha encantado la experiencia.... es super gratificante comer el pan calentito saliendo del hornoooooo y el olor que deja en la casa es impresionanteeeeeeee......

Como es la primera vez que hago pan me he decidido por un pan sencillito, sin complicaciones, no quería meter la pata....me decanté por un pan con cebolla.






INGREDIENTES
270 ml de agua templada
450 gr de harina de fuerza
1 cucharada de aceite de oliva
1 sobre de levadura de pan
1 y 1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
80 gr de cebolla frita al gusto


Método Tradicional
Hacemos un volcán con la harina, la levadura, la sal y el azúcar. Mezclamos todo. Incorporamos la cucharada de aceite y poco a poco vamos añadiendo el agua templada. Mezclando todo y recogiendo la harina de los laterales. Una vez incorporada toda el agua, añadimos la cebolla.

Una vez tenemos la bola de masa, engrasar un recipiente, colocar la masa y tapar con un trapo húmedo en un ambiente cálido (al igual que se hace con todas las masas de pan) para que doble su tamaño. Si no tenéis dónde ponerla o el ambiente está frío, un consejo es precalentar el horno a 50ºC, apagarlo y meter la masa en el recipiente dentro del horno.

Dejar que leve la masa tapada unos 30 minutos, transcurrido ese tiempo, cogemos la masa, le damos la forma que queramos y la disponemos en la bandeja del horno forrada con papel de cocina. Volvemos a tapar unos 15 minutos más (esta vez fuera del horno porque necesitamos encenderlo para precalentarlo).

Precalentar el horno a 200ºC, colocar un recipiente con agua para aumentar la humedad dentro del horno y produzca corteza en nuestros panecillos. Meter nuestro pan, bajar la temperatura del horno a 180ºC. Hornear durante unos 30 minutos.




Panificadora
Colocar en la cubeta de la panificadora los ingredientes por este orden: agua, aceite, la sal en una esquina, el azúcar en otra esquina distinta, la harina, la cebolla y por último la levadura (que no tenga contacto con la sal).

Hacer el pan en la panificadora en el programa de amasado y levado. En mi panificadora es el programa 6.

Cuando quede unos 15 minutos para acabar el pan de levarse en la panificadora, ir precalentado el horno a 200 ºC. Colocar un recipiente con agua para que aumentar la humedad dentro del horno y produzca corteza en nuestros panecillos.

Al terminar el programa en la panificadora,  sacar la masa, darle la forma que queramos y colocar los panecillos en la bandeja del horno forrada con papel de cocina. Bajar la temperatura del horno a 180ºC. Hornear durante 30 minutos.













Espero que os haya gustado mi panecillos, son bien sencillitos pero estaban riquísimossss!!!!... Si quieres ver una panadería completa visita las recetas de los diferentes panes de mis compañer@s de Desafío en la cocina.


El próximo desafío, será dulce y como siempre el día 20....esta vez me toca desafiar a mí....¿¿¿¿¿Qué será, será....????. Si te apetece formar parte de este grupito de cocinillas, escríbeme y te informaré con mucho gusto....



FUENTE DE INSPIRACIÓN (manera tradicional): Va de pan 

FUENTE DE INSPIRACIÓN (panificadora): Propia


INGREDIENTES QUE HE UTILIZADO
Subo una par de fotos de los ingredientes que a lo mejor podéis tener dudas en encontrar en vuestros supermercados: la harina de fuerza, la levadura de panadería y la cebolla frita, en mi caso utilicé una cebolla que lleva ajo y pimienta....pero podéis utilizar cebolla frita tipo la de Ikea.....






















martes, 15 de enero de 2013

AJONESA

¿¿¿Qué es la mahonesa???, yo creo que todo el mundo conoce esta salsa en nuestra gastronomía, sin lugar a  duda, es la salsa clásica dentro de las clásicas.

La mahonesa o mayonesa básicamente es una emulsión de aceite con huevo. En cada casa se le da un toque especial, unos les gusta más espesa, otros más líquida, con perejil, sin él...Partiendo de esta salsa base y añadiendo otros ingredientes podemos hacer variaciones como son la salsa rosa, alioli etc....
Como he dicho anteriormente para hacer la mahonesa se utiliza huevo crudo y por esa razón existe un riesgo de poder contraer salmonelosis, sobre todo en el verano. Para poder evitar intoxicarnos podemos hacer nuestra mahonesa sin huevo conociéndose como lactonesa.

La lactonesa es una emulsión de aceite y leche. Si a esa mezcla le añadimos ajo tendremos una ajonesa.

La salsa ajonesa no es más que una alioli pero sin huevo, es un poco más suave y dura más en nuestra nevera sin peligro de estropearse, hasta una semana perfectamente.





INGREDIENTES
1/2 ó 1 Diente de ajo (si queremos que nos quede más fuerte poner el ajo entero)
200 gr de aceite de girasol
75 gr de leche
1/4 cucharadita de sal
5 gr de vinagre de manzana o zumo de limón
Hojitas de perejil (opcional)


Método Thermomix. Opción A
Pesar el aceite de girasol en una jarra y reservar.

Picar el ajo y el perejil programando 4 segundos, velocidad 6. Bajar los restos

Añadir en el vaso la leche, el vinagre y la sal. Programar 1 minuto, 37º de temperatura, velocidad 5.

Cuando termine colocar algo de peso dentro del cubilete como un limón o agua. Con la máquina en marcha en velocidad 5, temperatura 37º y sin programar tiempo, ir echando el aceite por la tapa con el bocal puesto. El aceite se irá colando poco a poco en hilos.

Meter en la nevera para que tome consistencia y enfríe.

Opción B
Pesar el aceite de girasol en una jarra. Reservar.

Picar el ajo programando 5 segundos, velocidad 5. Bajar los restos.

Añadir en el vaso la leche y la sal. Programar 1 minuto, 37º de temperatura, velocidad 1.

Cuando termine colocar algo de peso dentro del cubilete como un limón o agua. Con la máquina en marcha en velocidad 4, ir echando el aceite por la tapa con el bocal puesto. El aceite se irá colando poco a poco en hilos.

Bajar los restos, añadir el vinagre y las hojitas de perejil. Programar 5 segundos, velocidad 5.

Meter en la nevera para que coja consistencia y enfríe.


Método Tradicional
Colocar en el vaso de la batidora la leche, el ajo, el perejil, el vinagre o limón y la sal. Triturar con el brazo de la batidora.

Cuando esté bien triturado, colocar el brazo en el fondo del vaso e ir añadiendo poco a poco el aceite de girasol y batiendo subiendo y bajando el brazo hasta que la ajonesa coja cuerpo.

Meter en la nevera para que tome consistencia y enfríe.






NOTAS:
1. Para que la salsa no se corte, todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.

2. Si queremos que nos quede más líquida añadir más leche, si por el contrario la queremos más espesa más aceite. Con estas cantidades sale más bien espesa.


FUENTE DE INSPIRACIÓN: La Juani de Ana Sevilla


sábado, 12 de enero de 2013

CHUPITO DE LECHE RIZADA

Se acabaron las fiestas navideñas... por una parte me da muuuuuucha pena que se acaben porque me encantan lo adornos, las calles engalanadas, los villancicos..tooooodo...pero por otra parte son fechas de mucho lío, muchas preparaciones de comida y poco, muy poco tiempo libre....eso sí tengo muchas recetas para subir....

En Navidades cuando servimos el postre o los turrones me gusta acompañarlos con un licor, el año pasado triunfó el Licor de crema de cacao con avellanas....Así que este año volví a pasarme por el blog de Irmina y decidí hacer el de leche rizada....¡¡¡¡¡Qué rico!!!, ese saborcito de canela y limón.....Impresionante!!!!, sólo sé que tengo que repetirlo porque causó auténtico furor y los 600 ml fueron escasos...





INGREDIENTES (Con estas cantidades salen 600 ml)
1 bote de leche condensada de 397 gr
200 ml de nata líquida
100 ml de leche
100 ml de vodka
Unas gotitas de esencia de vainilla
1/2 vaina de vainilla
Una rama de canela
Cáscara de un limón (sólo la parte amarilla)
Canela molida (para decorar)

Lo primero es preparar nuestra leche rizada, poner en un cazo que pueda ir al fuego la leche con la canela en rama, la cáscara de limón y la vaina de vainilla abierta para que salgan las semillas y nos de más sabor. Llevar a ebullición (tiene que hervir) y apartar del fuego. Dejar reposar tapado como mínimo 30 minutos. Colaremos la leche para retirar la canela, el limón y la vaina de vainilla. Si tenemos tiempo y podemos dejar macerar la leche junto con la canela, el limón y la vainilla durante 24 horas, el sabor de nuestro licor será más intenso, luego colaremos igualmente.

Colocar en un bol la leche condensada, la nata, la esencia de vainilla y el vodka. Batir todo muy bien. Añadir la leche que tenemos ya colada y revolver todo.

Pasaremos nuestro licor a una botella y al frigorífico.

Serviremos bien frío en copas o en vasitos. Podemos espolvorear con canela molida por encima, intensificaremos el sabor. Una auténtica delicia!!!!!!!!.









FUENTE DE INSPIRACIÓN: El zurrón de los postres